Confesiones de un geodomainer novato

Inauguro este blog con una historia personal, contando algunas equivocaciones de novato en el mundo domainer, para que otros no cometan los mismos errores (aún así tengo otras historias similares a esta ).

Allá por 2005 comenzamos a registrar dominios, pero sin conocer las leyes domineras, más que nada con visión de desarrollo (sí, ese que nunca llega…), imaginen, tandas de .biz (muchas keys interesantes libres) y .net. Uno de esos .biz fue visitame, con la idea de ponerle subdominios de localidades o países. Así llegué casi sin saberlo al concepto de los geodominios, aunque creo que apenas tenía unos pocos geos, bastante infames.

Allá por agosto de 2006, ya tratando de aprender sobre domaining, llego a un post (hoy borrado) de blogdominios hablando de geodomains, lo que me lleva a buscar registrar algo con ese término o similares y encuentro… sí, geodominios.com ¡Libre! Pero, me dije, si esos geodominios son importantes para los angloparlantes, porqué geodominios está libre en todas las extensiones? Ya había comenzado el registro cuando decidí más bien colocar el dominio en mi lista de próximos registros y seguir buscando algo “más” interesante.  Supongo que si en aquella época hubiera existido Demene hoy la historia sería diferente, y lo hubiera registrado sin dudar ni un segundo. En fin, precisamente al poco tiempo de ingresar a Demene, encuentro aquella lista y voy a buscar mi geodominios, cuando veo que lo registró un portugués, hacía apenas un par de semanas.  Qué hago? Registro el .net? Pues no lo hice, pero como vi que de los .es se hablaba mucho, registré geodominios.es; algo es algo, me dije.

Cuando presenté algunos .es a que los valoraran, demenitas de la talla de Tolosa y Alfredo bajaron los pulgares, sólo Corso preguntó “¿Nadie ve valor en geodominios.es?” y más abajo agregó “Bueno, es un tema incipiente en español aunque en inglés ya llevan unos cuantos años los de associatedcities.com” Estábamos en enero de 2007.

Algo de cierto hubo en la valoración negativa, el dominio no rindió en parking, unas poquitas visitas y además el .com estaba sin desarrollo, por lo que escribí a su dueño y me respondió que pensaba desarrollarlo. Ante eso, dejé caer mi .es y me quedé solo con el .com.ar, que registré sólo por tener algo con .com (ni se me ocurrió el .com.es)

Bien, al final, el .es se lo quedó el demenita Vitesse, y por esa época Manuel registró geodominio.es. En unas de esas trends que se generan en Demene, hace un año, no recuerdo bien cómo todo el mundo comenzó a hablar de geodominios y Alex se quedó con el .net, .org y .com.es, mientras que manitaX registró el .info y el .tv; en fin, todo quedó en familia.

Espero que esta pequeña y triste historia les ayude a tomar decisiones el el momento oportuno, para que nunca tengan que escribir un post de estas características.

De todos modos, trataré de salir adelante con mi humilde .com.ar y hacer de este blog un punto de referencia acerca de los GeoDominios, sean como sean en el futuro (jejeje, esperen mi post sobre los hoy hipotéticos GeoTLDs)

Publicado en demene, Domaining, Reportes de ventas semanales Etiquetado con: , , , , , , , ,
Un comentario en “Confesiones de un geodomainer novato
  1. Saomix dice:

    Una historia muy real, es más o menos como me siento yo ahora, un poco confundido con lo que vale y lo que no vale, o lo que puede llegar a valer en un futuro. Felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*